¿DEBEMOS PASAR DE UNA CULTURA COMPETITIVA A UNA COLABORATIVA?


Si queremos llegar a un cambio de paradigma social, una cuestión importante es trabajar sobre nuestra estrategia, unificando visiones e identificando nuestra aportación específica al engranaje global, es decir, profundizando en nuestras misiones y estrategias individuales y organizacionales, tanto a nivel local como global, y adecuándolas para complementarnos en nuestras respectivas “competencias”, de forma que pasemos de una cultura “competitiva” a una colaborativa.

De ello sabemos mucho los que aquí estamos y nos hablamos, todo empieza por una colaboración y con el tiempo puede terminar con “algo más”… juntos.
Actuando así, se llega a ser más eficaz y eficiente tanto a nivel individual, como de empresa, como del sector y como no, a nivel social. Todo ello por dos razones:

1.    dejar de competir por “ser/tener más que” y transformarlo en trabajar para “mejorar” en mis/tus competencias

2.    dejar de competir por conseguir una mayor cuota de mercado, a consta de quitarsela a otros
Razones que nos permitirían unificar, externalizar (incluso dentro del ámbito público) y abrir “funciones” hoy “confidenciales y cerradas”, como es la I+D+i, abaratando costes e incrementando nuestra capacidad de mejora e innovación.


Para ello deberemos “visionar” como queremos ese futuro, y analizando de “forma inversa” la hoja de ruta que nos llevará a él. Tenemos que aprovechar la experiencia y conocimiento de los que han llegado o de los diferentes sectores y profesionales que han llegado dónde nosotros queremos.

Por ejemplo, pensar:

§  ¿Qué habría de “extinguirse” o “evolucionar” a nuevas formas de “hacer”? ¿Cortes, decoración, color, productos de peinado de acabado, recogidos, nuevos servicios…nuevas formaciones?
§  ¿Qué tipo debería ser diferente? ¿comunicación, infraestructuras del salón, horario del equipo, de apertura y cierre …?
§  ¿Qué tipo de nuevas estratégicas deberemos seguir?
§  ¿Cuál quiero que sea mi aportación a dicha sociedad?
§  ¿A quién quiero dirigirlo o dirigirme?

§  Para conseguir ese nivel ¿qué competencias necesitamos desarrollar?

§  A nivel “personal” y “de equipo”: ¿trabajar sobre nuestra inteligencia emocional, nuestra asertividadautoestima y empatía, de forma que desarrollemos las competencias relacionales que permitan un clima de diálogo, creatividad, consenso ….?
§  A nivel “técnico”: ¿hacer un trasvase de competencias, de forma que todo la experiencia y conocimiento adquirido hasta ahora por todos, lo aprovechemos para seguir aprendiendo y mejorando?






Y necesitaremos estar alertas en estas competencias:

§  Competencias relacionales: Trabajo en equipo, Importancia del orden y los detalles, liderazgo y autoliderazgo, Estrategia, Discusión y Debate …
§  Competencias básicas laborales: 2 primeros años: rotación por todas las funciones (nutrición, cocina, limpieza, logística, mantenimiento, estrategia, legislación, …)
§  Competencias de transición: 2 últimos años en aquel oficio/trabajo con el que más haya disfrutado, que les sirva de acceso a escuelas universitarias o de experiencia a su salida laboral..
§  Competencias de psicomotricidad … ejercicio mental y físico…
§  Competencias básicas de supervivencia: qué hacer en caso que no funcione…


Deberemos formarnos obligatoriamente en aprender divirtiéndonos, tomar conciencia de nuestra profesión, valorarla para que otros la valoren, también a la vez comunicar las dificultades que tiene. Transformar el “quiero ser”, porque queda bien en una tarjeta, al “quiero ser” porque es dónde disfruto más aprendiendo cada día, aportando y soy consciente de la responsabilidad derivada de mi trabajo.

Alumnas de la Academia "Ondas y Perfil" O Porriño-Pontevedra (2011)
De esta forma, habría una evolución de las funciones actuales, aprovechando gran parte de las competencias que tenemos hoy en día y actualizándolas hacia otras de utilidad social con las que nos beneficiaríamos todos. Y, al igual que este sector, el resto de sectores e industrias, claro está.

Es utilizado, de manera diferente, la colaboración, lo que nos permitiría seguir avanzando hacia una profesión cada vez más igualitaria y próspera.

Está claro que el cambio de paradigma “colaboracional” se ha iniciado, quizás, en Internet y las redes sociales, pues posibilitan la comunicación y ya han mostrado su  eficacia a la hora de globalizar movimientos, (por ejemplo el pasado 17 de febrero).




En internet todo está permitido…la censura y el intento de regulación prohibicionista de la red se está viendo como la “fórmula” más eficaz de potenciar lo opuesto de lo que persiguen, el desarrollo de redes privadas y la expansión del deseo de cambio en forma de “marejada”, que se está viendo como imparable.
Si deseamos llegar a una profesión  “próspera y en paz” necesitamos liberar recursos y energía dedicados a “luchar contra” y ponerlos al servicio de la creatividad, proyectando el tipo de profesión  que queremos, aprendiendo de los errores del pasado y actuando en el presente en coherencia con lo que deseamos conseguir.
Peluquero callejero en el Virreinato/ Peluquería siglo XIX

Podemos intentar frenar el cambio y convertirlo en un tsunami de consecuencias inimaginables  (cierres, paro, salones vacíos…) o podemos facilitarlo trabajando sobre la visión conjunta que deseamos conseguir y las estrategias necesarias para que dicho cambio sea beneficioso para todos y sostenible en el tiempo, trabajo que ha de ser “individual y colectivo”, de forma que vayamos encontrando nuestro “engranaje profesional”.



Entre todos lo podemos conseguir: “Si tienes una idea, y yo tengo una idea… ¡tenemos dos ideas! Imagina “muchas ideas” juntas lo que pueden conseguir. (Esther Martí)


 Así que puedes empezar tu colaboración, seas o no profesional de la peluquería, comercial, costurera, esteticienne, profesor, mecánico, coaching, marca comercial....ama de casa...todos vais a cortaros el cabello alguna vez al año, a poneros guap@s y bellos, a que os hagan un masaje porque "no podéis más"....

uniros todos a nosotros, los profesionales de peluquería, el próximo 17 de marzo...



 Informate aquí

Si te gustó esta entrada, compartela para que otros puedan leerla. Gracias

Entradas populares de este blog

RECOMENDACIONES ERGONÓMICAS PARA PROFESIONALES DE PELUQUERÍA

EL PETROLEO EN LOS COSMÉTICOS

Contratos de Trabajo: Derechos y Obligaciones derivados