Derechos de Autor de este Blogger

14 de marzo de 2013

Papi...cuida tu cabello y tu piel...

Se acerca el día del Padre en España, 18 de marzo.
Día en que recibirán un montón de cosas, ¿alguien ha pensado en lo que disfrutaria con un masaje relajante? ¿con un lavado con masaje incluido de cabeza y un corte? ¿con una manicura y una pedicura?  ¿con nuevos productos para el cabello en su estanteria del baño?

Aprovecho para dejaros esta entrada en el Modulo "Cortes de Cabello" de mi futuro libro, que está llegando a su fín...


Corte masculino

El corte masculino tuvo su origen en las barberías, lugares en los que como su nombre indica, solo se cortaba y arreglaba la barba, y se cortaba el cabello sin lavarlo previamente. El barbero era un escultor del cabello, su destreza con el peine, la tijera y la navaja eran únicas. y hasta la influencia Hippy la barbería era lo más parecido a un templo de belleza masculina, con sus productos, cosméticos, fragancias, útiles de trabajo, recipientes para espumar el jabón de afeitado, suavizadores para afilar las navajas, cintas de papel para colocar alrededor del cuello y evitar la entrada de pelos, etc.
Mas tarde el hombre  ingreso en la moda y adapto diferentes estilos y peinados a su cabello, pasando por las largas melenas, los “bob”, y rapados. Y empiezan a solicitar permanentes, color y secados. Es por ello que el hombre empieza a desfilar por peluquerías femeninas, y aparecen las primeras peluquerías unisex.

El hombre vuelve a solicitar cada día más el arreglo de patillas, barba y bigote, el afeitado y rasurado.
Nace el nuevo  concepto de hombre, el llamado “metrosexual”, se arregla dejando ver su lado femenino, y a la vez es hombre de ciudad. (Metro=metropolitano, ciudad + sexual=deja ver el lado femenino).

Aunque en esa época muchas barbería estuvieron que cerrar, hoy en día empiezan a proliferar de nuevo, porque se vuelve a buscar la parte artística y la perfección en el corte con peine y tijera, la maquinilla es rápida, pero no creativa.
Sin embargo, aparece una barbería renovada respecto a la de siempre, se trata de un salón masculino, que recupera la filosofía de culto a la belleza exclusiva para el hombre, y dotado de todo tipo de servicios.

Así que pensad en ir introduciendo en vuestra peluquería el servicio de barberia, o los "Nuevos Barberos" os quitarán esa clientela que os deja hacer, que os sonrie siempre, que os compra lo que le recomendais, que siempre os da las gracais...el hombre, es un gran cliente.








Productos LENDAN para el hombre Puedes solicitarlos a emarti@lendan.com