Derechos de Autor de este Blogger

21 de junio de 2012

EXTENSIONES



Las extensiones son grupos de cabello postizos, ya sean naturales (humanos) o sintéticos (de fibra), que mediante diferentes técnicas se unen al propio cabello para conseguir diferentes efectos o resultados.

Normalmente, se utilizan para aportar mayor volumen y cuerpo al cabello fino, pero también para dar mas longitud en cabellos cortos, realizar creativos estilismos de moda o cubrir zonas con poco cabello. Para que tu cliente presuma de larga melena. Para lograr cambios de look impresionantes.

El sueño de toda clienta a tu alcance, gracias a un universo de colores y medidas tan variadas como las diferentes texturas de las extensiones (lisos, ondulados, rizados).

Esta versatilidad y el deseo de muchas mujeres de tener una melena deslumbrante, casí al momento, ha hecho que las extensiones se hayan convertido en poco tiempo en uno de los servicios más demandados (por profesionales y consumidores) y que mas ingresos reporta, después del color.

MERCADO DE FUTURO

En constante evolución, cada día aparecen nuevas tendencias y son muchas las firmas que se dedican a su comercialización. Además, la existencia de diferentes sistemas de colocación y tratamiento del cabello, cada vez más avanzados y perfectos, hace que sea uno de los servicios con mayor rentabilidad. Es tal el avance en este campo que existen firmas que ofrecen cabello reutilizable con una larga durabilidad de hasta un año y medio.

El mercado de las extensiones seguirá en alza.

La elección de las extensiones se realizará en base a la utilización que se vaya a hacer de las mismas. Por ello, se deben conocer las diferencias, tanto de uso como de mantenimiento, que existen entre ellas. También es crucial que domines las técnicas de aplicación (clips, grapas, cortinas cosidas, adhesivas, micropuntos…), y sepas cual recomendar y aplicar en cada caso, porque cada cabello es un mundo.

Con las extensiones de cabello natural puedes realizar cualquier tipo de trabajo. Rizar con plancha, tenacillas, rulos, trabajarlas con secador de mano e, incluso, cambiarles el color.

Por el contrario, las de pelo sintético, al ser de fibra o plástico, tan solo de una manera muy cuidadosa permiten este tipo de variaciones. Para ello debes utilizar unas planchas especiales con regulador de temperatura o con vapor.

El rquisito fundamental para que unas extensiones sean atractivas y naturales es la calidad óptima del cabello y el sistema de modulación. Si eliges cabellos con la cutícula cerrada tendrás garantizado un brillo y elasticidad natural.

Un trabajo es perfecto cuando el color de la extensión se adecua al tono del propio cabello y cuando su espesor resalta de modo natural y es imposible diferenciarlas del propio cabello.

En definitiva, las extensiones de cabello natural, aunque mas costosas, son mas apropiadas si se quieren llevar fijas, y son las mas adecuadas para conseguir un aspecto lo mas natural posible. Y recuerda que una buena formación es clave para ofrecer el mejor asesoramiento a tu cliente.

Es importante que los sistemas de fijación aporten una gran durabilidad y que no se noten. A tu disposición tienes prácticos packs que incluyen todo el material necesario para colocar y retirar (mas o menos al cabo de 3-4 meses) de forma rápida y cómoda las extensiones.

Las extensiones de calidad pueden tener una duración de 6 meses. Aunque si es un cabello que crece menos de un centímetro al mes, duraran un poco mas.

Si están bien colocadas, la caída del cabello es delicada y natural.

Y sobre todo debes enseñar bien a tu cliente a cuidar las extensiones una vez colocadas aconsejándole los mejores productos para que sigan luciendo, brillando, y manteniéndose en su cabeza. Se trata de champú especial y mascarillas del mismo modo que cuidaría una cabellera larga natural.