Derechos de Autor de este Blogger

23 de mayo de 2011

Cuidados del Cabello en Verano

La primavera y el verano nos invitan a cambiar de look e ir más fresquitos. Ahora no sólo hay que ponerse en forma para lucir palmito, sino que también podemos cuidar nuestra imagen o sacarnos más partido.
Os voy a echar una mano, y os ofrezco para empezar, algunas tendencias de lo que tu pelo va a llevar esta temporada.

Las extensiones se van a llevar mucho, y por eso pone a tu disposición una técnica de ultrasonidos para colocarlas sin que se note. De cabello natural, adaptables en forma y color, para alargar, espesar, crear volúmenes o sencillamente jugar con el peinado.

Se recuperan los sabores de la infancia, transformándolos en tonos para endulzar el cabello.
Del rubio vainilla al castaño praliné, los colores se mezclan para realzar la belleza del cabello. El rubio vainilla tiene su secreto en un balayage que espolvorea reflejos nacarados sobre los cortes más desfilados, para jugar con el movimiento y el color. El castaño praliné tuesta las puntas ligeramente y encuentra la textura perfecta en el volumen, para cabellos oscuros.

Tono iluminado: El cloro, el sol o el salitre modifican la pigmentación del tinte, lo aclaran, teniendo esto en cuenta, escoge un tono más oscuro del que lo harías en invierno, para evitar el deterioro del color. En esta época busca la luz, ilumina tu cabello con toques más claros en las puntas. Para dar movimiento y energía a tu cabello juega con los claros y oscuros, o decídete por ese tono más atrevido, ya que éste es el momento para dar a tu imagen un tono más divertido. Pero si es posible intenta olvidar los tonos rojizos, o caobas pues al volver de vacaciones podrías traer un cabello que llegará al color rosa chicle...

El rubio Cenicienta: Esta coloración de rubio transparente sólo se puede realizar sobre las bases muy claras, del rubio medio al rubio transparente. Supone un juego sutil entre las mechas interiores y las exteriores. Con esto se obtiene un efecto profundidad y todos los cortes sirven, tanto cortos como largos. Los dos tonos se funden entre sí y no existe riesgo de crear el odiado efecto “raíz”.
SunLight o rayos de Sol: Mechas finamente dibujadas para proporcionar un efecto sol de lo más natural. Le va bien a todos los tonos de cabello. Se trata de iluminarlo desde la media melena hasta las puntas para aportar movimiento y romper el efecto uniforme de las mechas clásicas. Viene muy bien para las bases cuadradas, degradadas y desfiladas, ya que acentúa el movimiento. Con este color tendrás un efecto sol natural incluso en invierno. Para claras y morenas, no aclcar mas de dos o tres tonos, de lo contrario ya no se vería natural.

En resumen, debes intentar potenciar tu color natural o crear el color que siempre has querido pero respetando su naturalidad. Propon a tu peluquero o colorista dos nuevas tonalidades, pensadas para animar el estilo del peinado y realzar la mirada y las facciones del rostro. Aportan brillo y movimiento al cabello, gracias al juego de contrastes.
Para cuidar el cabello una vez con color o mechado se recomienda el uso de un champú específico y la aplicación de mascarilla nutritiva al menos una vez a la semana.



















En los meses estivales el cabello requiere unos cuidados especiales, y agradece cortes y tonalidades pensados para estos meses de más calor.
Cortes ligeros y cómodos: te recomiendo que optes por desfilados, capas que acaban con volúmenes ligeros en las puntas. No sólo combatirás el calor del pelo más largo, sino que además conseguirás que tu cabello se seque más rápido y reducir así el excesivo uso del secador, tan perjudicial para nuestro cabello. En el verano nos suelen apetecer cortes más fresquitos y manejables, así que puedes escoger cortes estructurados que se adapten a la caída natural del cabello, que brindan volumen justo donde se necesite.
Cortes camaleónicos: En la época estival acentuamos todos nuestros roles, cómodas para ir a la playa o a la piscina, formal para la mañana y el trabajo y atrevidas para la tarde o la noche. Busca cortes que sean versátiles y flexibles, que con un solo toque parezcan distintos cada vez. Y para ello debes recurrir a productos cosmetológicos, como serums, gomina, ceras...

Esta temporada, la mujer deberá jugar con el largo y buscar la naturalidad. El pelo se lleva muy corto o muy largo, con actitud y carácter, armas de seducción que unen estilo y feminidad. Proponen dos estilos, el corte XS y XL.
El corte XS: Su secreto es el desfilado que aporta un efecto ligero y natural. La base es un cuadrado que cae desde la nuca hacia la barbilla. Todo el cabello se degrada y se desfila al mismo tiempo para conseguir la máxima ligereza y dinamismo. La raya va inclinada para conservar esa asimetría que aporta modernidad al corte. Se retoma toda la melena y se desfila mechón a mechón para que las puntas queden sumamente finas. Para proporcionar todavía más brillo, podrás utilizar productos solar que a la vez realizará la protección adecuada estés dónde estés. Para la noche puedes aplicarte espuma voluminadora, así crearas volumen en raices y un nuevo peinado... Se sacan unos mechones hacia delante para alisar el flequillo. Este corte es ideal para rostros cuadrados o rectangulares, si es redondeado, hay que crear más volumen. Es muy cómodo y fácil de peinar.
El corte XL: Un corte a la vez Lolita y desestructurado, siempre en movimiento. Se corta el flequillo a la altura de los ojos para dar profundidad a la mirada. Después se degrada todo el cabello y se desfila al mismo tiempo para proporcionar ligereza y movimiento y suavizar las transiciones entre las partes cortas y largas del corte. Este corte es ideal para cabellos moldeables o lisos. Humifica las puntas con espumas o un producto modelador.  Se seca con los dedos para separar los mechones entre sí y con un poco de Sérum se enroscan algunos mechones para crear un efecto tirabuzón. Este corte es muy cómodo, especialmente indicado para rostros ovalados, rectangulares o redondos, y permite jugar con el largo y los recogidos.

En resumen: La desestructuración de los volúmenes nos permite todo tipo de locuras, con brushing o al aire libre, con tenacillas o con los dedos, el cabello adquiere una apariencia personalizada tan diversa como el estilo, el estado de ánimo, las necesidades y las circunstancias de cada cual.
La versatilidad del corte permite una mayor variedad de posibilidades de peinar. Hay que despeinarse, nunca repeinarse. Esta casa lleva la naturalidad hasta sus últimas consecuencias, evitando cualquier producto de fijación. Una vez cortado y trabajado, el cabello cae a su aire, sin geles o espumas, que en esta ocasión sólo se utilizan para la playa.
Y siempre te quedara la coleta en todas sus versiones, haciendo un guiño al “estilo Beckham”. Se trata de un look cómodo, informal y divertido que evita la característica pinza de plástico. Es importante que el cabello nunca quede demasiado tirante. Hay que dejar soltura a la raíz para que el pelo respire y funcionen los productos de apoyo, como sprays, geles o aceites, que además de nutrir y proteger el cabello, mantienen el peinado.

Y recuerda: tu mascarilla semanal, tu champú especifíco y tus productos solares antes, durante y después de la playa, piscina o montaña. Si te proteges la piel, piensa en tu cabello y protegelo igual, él te lo agradecera brillando y quedando especialmente bonito a la vista de todo el mundo...