Derechos de Autor de este Blogger

27 de octubre de 2010

Tintes

Tintes para el Cabello

Las mujeres nos teñimos el cabello desde hace siglos. Hace tiempo conectamos nuestra feminidad y belleza con nuestro cabello. Hoy en día, casi el 40% de las mujeres se tiñen el cabello. Una de las ventajas más maravillosas de cambiarse el color del cabello, a diferencia de otras partes del cuerpo, consiste en que es una manera sencilla y no invasiva de mejorar nuestra apariencia. Si están asomando algunas canas y Ud. prefiere verse más juvenil, o si se prefiere pelirroja o rubia en vez de morocha, la tinturas para el cabello le brindan la posibilidad de hacerse un hermoso cambio a un costo relativamente bajo, y de manera (semi) reversible. Las tinturas le ofrecen a su cabello natural una profundidad, brillo y volumen nuevos, al tiempo que agrega cierta apariencia radiante y rica a los tonos naturales de la piel. Ya sea que decida resaltar su color natural o hacer un cambio radical, siempre es importante conocer cómo trabajan cada uno de los productos y los respectivos efectos que tendrán sobre el cabello.

Por lo general, se aconseja mantenerse dentro de los tonos del cabello natural. Un cambio similar al color propio no sólo lleva menos tiempo, sino que también da una imagen más natural y creíble. Los tonos naturales también son, por lo general, los más sanos para el cabello porque necesitan menos procedimientos y químicos nocivos. Como mujer de piel morena, su cabella oscila entre tonos castaño medio al negro oscuro. Entonces, los mejores colores para su cabello, por lo general, son en la gama de los tonos miel para los cabellos más claros, y en la gama de los chocolates para los más oscuros. Algunos rojizos, en particular los castaños rojizos y los borgoñas, también pueden favorecer a la piel morena.

Las tinturas para el cabello se dividen en tres categorías generales: permanentes, semi-permanentes y temporarias, cada una de las cuales tiene sus ventajas y desventajas. En 1907, el proceso de coloración del cabello se revolucionó cuando el químico francés Eugène Schueller creó la tintura comercial original para el cabello. Su descubrimiento se basó en p-fenilenediamina, y fue el producto fundamental para la compañía de tinturas francesa que luego se convirtió en L’Oreal. La mayoría de las tinturas químicas contienen el compuesto de Schueller, así como también agentes blanqueadores como el amoníaco o peróxido. Estos químicos colorean la parte exterior o cutícula del cabello. El típico método de teñido del cabello consiste en que los ingredientes de tinturas para el cabello se combinan con oxígeno para formar una reacción que tiñe el cabello hasta su cutícula o raíz en forma permanente.

Tinturas Permanentes
Hoy en día, las tinturas permanentes suelen ser las preferidas del mercado. Estos productos tienen resultados más duraderos, dado que la tintura penetra hasta las raíces del cabello. Si bien el color se destiñe y crecen nuevas raíces, la tintura permanente queda en el cabello hasta que se lo corte. Las tinturas permanentes contienen productos químicos que le quitan al cabello su color natural y lo reemplazan con otro: una tintura permanente.

Existen dos clases básicas de tinturas permanentes: tinturas de oxidación y tinturas de coloración progresiva. Ambas trabajan por medio de una serie de reacciones químicas que primero abren la cutícula (capa externa) y luego penetran a las moléculas de pigmentación del cabello. La mayoría de las tinturas permanentes para el cabello funcionan a base de un sistema dual de componentes. La primera parte es un componente de dióxido de hidrógeno (en general, alrededor del 6%) en agua; y la segunda es una solución de amoníaco de los componentes de la tintura. Juntas, estas soluciones trabajan para disolver y remover los pigmentos naturales, y luego, agregar colores y reflejos nuevos. Una vez mezclada la tintura, la solución de amoníaco se aplica al cabello. Hincha la cutícula y remueve los pigmentos naturales, luego penetra a la cutícula hinchada y pigmenta las células. La diferencia principal entre las dos tinturas permanentes yace en que las tinturas de oxidación trabajan con una solución de intermedios de tintura con p-fenilenediamina para lograr los colores. Mientras que las tinturas de coloración progresiva contienen productos con acetato de plomo como ingrediente activo.

Los productos químicos en las tinturas permanentes reaccionan con el azufre presente en la queratina del cabello y cambian el color paulatinamente, desde los tonos más claros hasta casi los negros, durante un período determinado. Esto también implica que cuanto más seguido se apliquen las tinturas progresivas, más se oscurecerá el color. En las tinturas por oxidación, los tonos más oscuros se obtienen utilizando concentraciones más elevadas de los intermedios. Los tonos también se logran agregando diferentes químicos para lograr degradé amarillos o rojizos. A veces, con los intermedios de las tinturas por oxidación se usan tinturas para dar vitalidad al tono, que no se podría obtener de otra manera.

A menos de que Ud. sea un profesional de los cuidados del cabello, deje estas tareas a su estilista para obtener el look deseado al mismo tiempo de mantener sano su cabello. Si bien las tinturas permanentes para el cabello son las más duraderas, también son las más invasivas para el cabello. Excesivas tinturas permanentes conducen al resquebrajamiento del cabello debido a una excesiva sequedad y fragilidad. Es por ello de suma importancia que las tinturas permanentes las apliquen los profesionales en el tema, que también mantendrán cuidado el cabello con acondicionadores y otros nutrientes. NO se recomienda el uso de tinturas si Ud. tiene algún relajante químico. La combinación de estas dos clases de procesos químicos producirá serios daños a las raíces del cabello y el resquebrajamiento del mismo.

Tinturas Semi-Permanentes
Las tinturas semi-permanentes son otra opción para las mujeres que desean cambiar el color del cabello, pero no quieren tinturas permanentes, que requieren de tinturas más seguidas para emparejar el color del nuevo crecimiento con el resto del cabello. Las tinturas semi-permanentes duran varios lavados y no requieren del proceso de oxidación. Estas tinturas penetran la raíz del cabello, pero no tan en profundidad como las permanentes. Como las tinturas semi-permanentes penetran bastante en la raíz del cabello, no se descoloran tan fácilmente con agua. Sin embargo, se descoloran al cabo de un tiempo, y por lo general, pierden el color en los seis a diez lavados.

Las tinturas semi-permanentes son de venta libre y, por lo general, vienen en distintas soluciones: líquidas, en gel, o espumas en aerosol. Con la mayoría de estas tinturas, primero se lava el cabello, y luego se aplica el producto. Al cabo de 20-40 minutos, la tintura causa su efecto y se enjuaga con agua. Al igual que las permanentes, las tinturas semi-permanentes se basan en p-fenilenediamina. (No obstante, muchos productos semi-permanentes para hombres contienen acetato de plomo y actúan de manera similar a las tinturas permanentes de coloración progresiva). Cuanto más frecuente se aplican las tinturas, más se oscurece el color del cabello.

Si bien las tinturas semi-permanentes son menos dañinas para el cabello, se recomienda adquirir buenos hábitos de cuidados para el cabello. El cabello es más propenso a la sequedad que normalmente, y necesita de cuidados con acondicionadores y humectantes. Tampoco se recomiendan estas tinturas para cabellos con relajantes químicos.

Tinturas Temporarias
La mayoría de las tinturas temporarias vienen en distintas formas: enjuagues, gel, mouse y spray. A diferencia de las tinturas permanentes y semi-permanentes, estas soluciones no penetran en la raíz, sino que llegan sólo hasta el crecimiento externo del cabello. Sólo actúan en la superficie y, por lo general, se van con el próximo lavado. (Algunas pueden durar hasta cinco lavados.) Esta es la desventaja mayor, que se van apenas se moja el cabello. Eso significa que si va a nadar o si la sorprende la lluvia, perderá el nuevo color (y terminará con el cabello chorreándole desteñido sobre la ropa o rostro). Ya que estas tinturas se van con tanta facilidad, requieren de aplicaciones cada vez que se lava el cabello. Los vehículos colorantes en estas tinturas son en su mayoría agua, solventes orgánicos, gomas, surfactantes y agentes acondicionadores; y por este mismo motivo estas tinturas son menos nocivas para el cabello.

También, muchas mujeres comenzaron a usar tinturas naturales para cambiarse el color del cabello sólo temporariamente. Las tinturas naturales además son una buena alternativa para muchas personas alérgicas a otras tinturas. Estas tinturas derivan de fuentes vegetales y se vienen usando durante siglos. Una de las tinturas vegetales más populares es la henna -Lawsonia inermis-, cuyas hojas se dejan secar y se las procesa en polvo. A su vez, este polvo se utiliza para teñir el cabello (así como también la piel y la ropa), y rara vez ocasiona reacciones alérgicas. En la Antigüedad, los egipcios, y más tarde las mujeres provenientes de India, utilizaban la henna para cambiar sus apariencias. Las tinturas de henna brindan una gama de diferentes colores, que depende del tipo de tintura y del color natural del cabello a teñir. Las tinturas varían desde marrones oscuros a marrones rojizos y desde rojizos más claros a rubios rojizos. Sin embargo, la henna no se puede utilizar para aclarar el color natural del cabello. De la misma manera que las tinturas temporarias, las naturales funcionan cubriendo la superficie del cabello hasta la punta del crecimiento y básicamente aplicando color. Al igual que las tinturas graduales, las naturales tienden a ir subiendo los tonos y a ir oscureciéndose con el uso frecuente. Se sabe que, con repetidas aplicaciones, le brindan voluminosidad y fortaleza al cabello.

Colorear el cabello es una maravillosa manera de realzar su belleza. Sin embargo, como sucede con los químicos, existe la posibilidad de tener una reacción negativa a las tinturas para el cabello. Es por ello tan importante siempre probar la tintura en una pequeña porción de piel (por ej. detrás de las orejas o de los codos) antes de aplicarla en todo el cuero cabelludo. Esta prueba de tinturas para cada aplicación es particularmente necesaria cuando se compran tinturas de venta libre, que pueden variar de una partida a otra. Es de suma importancia seguir estrictamente las instrucciones que acompañan el producto.

Además, es aconsejable que su estilista pruebe las tinturas en su piel para descartar cualquier potencial reacción negativa a las mismas. Si bien no es común, algunas mujeres sí padecen de ciertos efectos negativos con algunas tinturas: pérdida del cabello, quemadura, hinchazón del cuero cabelludo, picazón e irritabilidad. Estos síntomas son generalmente indicadores de una reacción alérgica. El ingrediente en las tinturas para el cabello que suele ser el causante de reacciones alérgicas es la p-fenilenediamina. En caso comenzara a tener una reacción alérgica, es aconsejable interrumpir el uso del producto de inmediato. Si se manifestara alguna reacción durante el proceso de coloración, se debe enjuagar la tintura de inmediato.

La mayoría de las tinturas no han sido creadas para el uso facial, y no se las debe aplicar en cejas o pestañas. Por otra parte, esté atenta al reloj, y no deje actuar las tinturas más tiempo del necesario. Dejarlas actuar más de lo debido no cambiará el color, sino que hasta puede dañar el cabello o provocar su caída. Además, no utilice productos vencidos. El paso del tiempo afecta los químicos y sus reacciones, no tendrá los resultados esperados si usa algún producto vencido.

La Conclusión
Tenga siempre presente que, para las mujeres de piel morena, teñirse el cabello puede ser particularmente dañino. Someter al cabello a tantos procesos al mismo tiempo puede ser muy nocivo, y esto es particularmente cierto con los relajantes. El cabello puede mostrar sequedad, puntas florecidas, y resquebrajamiento. Excesivas tinturas también debilitan al cabello y lo dejan sin vigor ni volumen. En términos generales, se aconseja teñir el cabello lo menos posible. También se recomienda no combinar procesos (por ej.: decoloración, coloración, aplicación de relajantes, permanentes, etc.). Siempre converse abiertamente con su estilista al momento de decidir cuáles son los mejores procesos químicos para su cabello.

Y llegado a este punto, decir que han diversas casas comerciales de productos de peluquería han sacado en estos últimos meses "TINTES SIN AMONIACO", de los que hablaré en próximos días, pués quiero hacer un valoración técnica de los mismos, para poder sacar las mejores conclusiones.