Derechos de Autor de este Blogger

7 de julio de 2010

Las peluquerías catalanas se rebelan contra la SGAE



Publicado por Redacción el 19 de Enero del 2010

“Yo traigo vinilos porque soy más fashion“. Lo dice un cartel colgado en la puerta de una peluquería barcelonesa, en el barrio del Poble Nou. Sale en forma de bocadillo de cómic de una chica dibujada a la antigua usanza, ataviada con unos cascos y a la espera de que el peluquero le ponga los rulos. ¿Y que es todo esto?, te preguntarás. Pues bien, el cartelito forma parte de una campaña que promocionan los peluqueros de Barcelona, después de que un agente de la SGAE solicitara una cuota de 12 euros mensuales a un establecimiento del gremio en el Hospitalet de Llobregat.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de noviembre, justo cuando Esteban Criado (el peluquero) recibió la visita del inspector de la SGAE para obligarle a firmar el contrato que le permitiría poner la radio en el establecimiento. Dos meses después, las peluquerías han decidido protestar ante la amenaza de la entidad gestora de derechos, la misma que ha prometido emprender acciones legales contra los dueños de las peluquerías si no acceden a pagar dicho impuesto revolucionario. Un impuesto que finalmente se cuantifica en 19 euros y no en los 12 que se indicaron en un principio.

Alertados por las inquisidoras visitas, la Federación Catalana de Peluquería ha enviado una carta a todos los miembros para que se pongan en contacto con ellos si un agente pica a su puerta. Junto a la carta viene dobladito el cartel que citábamos al principio, una acción protesta que da fuerza al colectivo ante el despropósito de los acólitos de Eduardo Bautista. A pesar de todo, algunos peluqueros son reticentes a colgarlo, por miedo a que la estampa sea un imán para los delegados de la SGAE. A ésto, nunca viene mal acercarse a la pelu MP3 en mano. De momento no está penado.